• LaChiva Radio

Sebastián Villa, el dolor de cabeza de Boca Juniors. No sé qué le pasa.

#LaChivaRadio / Prensa Deportes



Evidentemente no entiende la situación que estamos viviendo”. La frase de Juan Román Riquelme a los representantes de Sebastián Villa, con el futbolista colombiano presente, era una demostración que las cuerdas se estaban tensionando cada vez más. El jugador pretendía irse a Bélgica. En el medio, situaciones familiares por las que Villa se terminó yendo de manera unilateral a Colombia y un juicio en la Argentina que le tiene el futuro condicionado.

Riquelme pretendía que Brujas, de Bélgica, mejore la oferta de 7.000.000 de euros por Villa. La entidad de la Ribera pretendía 12 millones de la moneda europea para dejarlo ir. Y, a todo esto, también había que tener en cuenta que Deportes Tolima tiene el 30 por ciento de la ficha.

Ahora el tema se reflota porque el atacante volvería este jueves al país, aunque el distanciamiento con Riquelme nunca se solucionó. Al menos, hasta ahora. El presidente del Consejo de Fútbol se sintió traicionado por Villa. Luego de que lo elogiara públicamente afirmando que Villa era el mejor jugador del fútbol argentino, el wing le contestó con actitudes que Riquelme consideró irrespetuosas.

Habían pasado diez días desde la última vez que se supo algo de Sebastián Villa, pero este lunes a la tarde surgió información nueva sobre su posible transferencia a Brujas de Bélgica y sobre su vuelta a la Argentina.

Ambas, combinadas, invitan a pensar que su venta a Europa está lejos de concretarse y que el delantero deberá volver antes del 26 de agosto (debido a su complicada situación judicial, solicitó un permiso legal para salir del país hasta esa fecha).

El 13 de agosto, el extremo colombiano publicó una foto en su red social Instagram; allí se lo veía en un quirófano mientras operaban a su madre. El jugador siempre alegó que la razón de su apresurada salida del país se debía a esa delicada cirugía, y no a un cortocircuito con la dirigencia de Boca.

Quiero aclarar que fue por un tema familiar, la salud de mi madre en este caso, quien hoy gracias a Dios se encuentra cada día mejor. “Quiero aclarar que fue por un tema familiar, la salud de mi madre en este caso, quien hoy gracias a Dios se encuentra cada día mejor. Esto me pone muy feliz y mucho más tranquilo”, aclaró ese día el delantero.

Y luego se refirió, en el mismo texto, a los rumores que lo ubicaban en una posible polémica con el consejo de fútbol que comanda Juan Román Riquelme y la dirigencia de Jorge Amor Ameal: “En ningún momento voy a ser desagradecido con Boca, al contrario. Estaré agradecido eternamente, con el club y sus hinchas. Soy muy feliz cada vez que me toca vestir estos colores y lo seguiré siendo”.

Sin embargo, luego de ese episodio, Villa volvió a fijar su vuelta al país para una fecha posterior a la pautada. En Casa Amarilla, esperaban por su vuelta el 13 de agosto a la mañana, pero el ex Deportes Tolima no arribó. Hasta este día, sigue en Medellín, y la existencia en paralelo de negociaciones entre Brujas, Boca y él, crean, al menos, malestares en el club de la Ribera. “Lo mejor sería venderlo”, dijo el 13 de agosto, a LA NACION, una alta fuente del Consejo de Fútbol.

Hasta el fin de semana pasado, se especulaba que el delantero volviera a Buenos Aires el martes de esta semana, y se pusiera a disposición del cuerpo técnico de Sebastián Battaglia, pero ese viaje todavía no ocurrió. Entre tanto, Brujas continuó ofreciendo ofertas por su pase, pero todas fueron desestimadas por Boca. Argumentando que, en caso de concretarse la venta, el 30% de esa ganancia será para Deportes Tolima, Boca pide más dinero para que el ingreso limpio de dólares -al menos- se acerque a los que el club europeo piensa abonar. En Brandsen 805 creen que los belgas aprovechan el conflicto para conseguirlo más barato.

La última oferta de Brujas habría ascendido a los 8 millones de euros por el total de la transferencia, pero en la Ribera pretenden no menos de 12.000.000 -así, con el descuento de impuestos y el porcentaje del club colombiano, el ingreso neto se aproxima a lo que Brujas pretende pagar-.

Esa diferencia, está claro, es lo que está tensando la cuerda entre Boca y Villa, que extendió su permiso legal hasta el jueves 26 de agosto, de manera que su retorno a la Argentina debería ser inminente. Durante este lunes trascendió que Tolima podría correrse de la negociación, pero según averiguó LA NACION esta posibilidad es nula.

La razón por la que Villa solicitó un “permiso legal” se debe a la causa por violencia de género que tiene abierta en territorio argentino, que sigue abierta. Fuera de esa historia, el atacante firmó contrato con Boca hasta 2024. Jorge Amor Ameal se refirió a la situación del colombiano y su directa manifestación de ser vendido: “El que no quiere jugar en Boca, se tiene que ir”.

Salvo que algo cambie en los próximos días, Sebastián Villa deberá continuar jugando de azul y amarillo.

Fuente:. La Nación Argentina.

8 vistas0 comentarios