• LaChiva Radio

Las turbulencias que deberá enfrentar Gabriel Boric tras su victoria presidencial


El presidente electo de Chile, Gabriel Boric, celebra con simpatizantes tras ganar las elecciones presidenciales en Santiago, Chile, el 19 de diciembre de 2021.© Reuters/Rodrigo Garrido

A pesar de la alegría de millones de chilenos por el triunfo de Gabriel Boric, el peso, la bolsa de valores y varias acciones del país se desplomaron este 20 de diciembre, un día después de que el izquierdista fuera elegido como nuevo presidente de la nación. Se vislumbra una Administración plagada de más turbulencias económicas y políticas, con un mandatario sin mayoría en el Congreso y en medio de un proceso para cambiar la Constitución del país que favorece al mercado neoliberal. Todos los ojos estuvieron puestos en la apertura de mercados en Chile este 20 de diciembre, tras elegir al izquierdista Gabriel Boric como su nuevo presidente. El mandatario electo declaró “un cambio de ciclo histórico” al conocer su victoria, pero, uno a uno, los desplomes financieros no se hicieron esperar. El peso chileno cayó más de un 3%, por lo que acumula un descenso de alrededor del 21% desde el pasado mayo cuando los ciudadanos eligieron una Convención Constituyente, dominada por representantes de la izquierda e independientes para redactar la nueva Constitución del país. La Bolsa de Valores de Santiago reaccionó con una fuerte baja de hasta el 7,45%, aunque horas después mantuvo el descenso en 5,46%.


Además, una de las mayores empresas mineras del país, litio SQM, que ha estado en la mira por su impacto ambiental, se desplomó casi un 11% en las primeras operaciones.

Como si fuera poco, el dólar alcanzó un récord histórico al iniciar la jornada. La divisa estadounidense superó los 872 pesos chilenos, su nivel más alto desde el 18 de marzo de 2020, cuando la nación empezó a ser golpeada por los efectos de la pandemia del Covid-19.

Boric deberá tranquilizar los mercados mientras encara una desaceleración económica

Ante este panorama, uno de los retos inmediatos del mandatario electo es tranquilizar los mercados sobre la estabilidad del país, mientras sus detractores lo califican de “comunista” como hicieron a lo largo de la campaña.

Boric se ha comprometido a aumentar los impuestos, eliminar las pensiones privadas y oponerse a las minas que "destruyen" el medio ambiente. Lo dejó claro durante su campaña política contra el candidato de la ultra derecha José Antonio Kast. Pero ahora deberá matizar su discurso, aseguran los expertos.

"El desafío a corto plazo es moderar la agenda política de manera creíble para evitar condiciones financieras adversas", dijo el economista de J.P. Morgan, Diego Pereira, sobre el triunfo de Boric.

El experto también advirtió que el escenario de riesgo es una "fuga prolongada de capitales" y que, si la incertidumbre persiste para industrias clave como el sector minero, las compañías podrían retrasar la inversión y exacerbar la desaceleración económica.

Por su parte, el administrador de fondos de mercados emergentes de abrdn en Londres, Kieran Curtis, indicó que el país “probablemente verá una caída bastante grande en el consumo en el primer trimestre".

Sin embargo, destacó que las elecciones “tuvieron una gran participación y no hubo discusión sobre quién ganó".


Pese a las acusaciones y temores, Boric moderó su postura y después de que su victoria fuera confirmada, prometió "expandir los derechos sociales", pero manteniendo la "responsabilidad fiscal". "Lo haremos cuidando nuestra macroeconomía", enfatizó.

Boric también deberá capotear una desaceleración económica que se hará más dura a partir de 2022, pues al actual panorama se suman los efectos de la pandemia que no han desaparecido. "Sin duda el Gobierno enfrentará dificultades debido a la situación económica, se espera una fuerte desaceleración en los años venideros", afirmó a AFP María Jaraquemada, del Instituto para la Democracia y la Asistencia Electoral.

El próximo Ejecutivo chileno podría enfrentar bloqueos en el Congreso

El joven mandatario electo ha prometido impulsar un "Estado de bienestar", en un país conocido por décadas como una de las mayores economías de América Latina, aunque con una gran brecha social que se evidenció en el estallido social de 2019 que sacudió fuertemente al país.

Chile también se encuentra reescribiendo su Constitución, una de las principales demandas de las protestas de hace dos años, que podría hacer que las regulaciones ambientales se endurezcan. Algunos legisladores buscan aumentar los impuestos a las empresas mineras que actualmente se están beneficiando de los precios récord de los metales a nivel mundial.

Boric ha dicho que buscaría crear una empresa estatal de litio y criticó la privatización del sector, donde Albemarle y SQM son actualmente los dos principales actores.

La estatal Codelco es la minera de cobre más grande del mundo, pero hay muchas grandes multinacionales en el sector del cobre de Chile, incluidas BHP, Glencore, Anglo American y Antofagasta.

Otra de las ofertas más amplias del presidente electo es una revisión del modelo económico orientado al mercado que se remonta a la era del exdictador Augusto Pinochet, incluida en la actual Constitución, a la que se le atribuye haber impulsado años de crecimiento económico, pero también las desigualdades.

No obstante, el cumplimiento de las promesas del nuevo mandatario enfrentaría grandes pugnas en el Congreso.


Archivo-Toma general del Congreso de Chile, durante la rendición de cuentas anual, del presidente Sebastián Piñera, el en Valparaíso, Chile, el 1 de junio de 2018. © AFP/Claudio Reyes

El Legislativo chileno se encuentra dividido en partes iguales entre partidos de izquierda y de derecha, pero Boric llega al poder con un partido político, Convergencia Ciudadana, sin mayoría, lo que lo obstaculizaría sus iniciativas de ley.

"Gobernar será muy, muy difícil (…) El nuevo presidente tendrá que negociar y hacer acuerdos y alianzas", resaltó Michael Shifter, del centro de análisis Diálogo Interamericano, en Washington.

En medio de las altas expectativas de sus simpatizantes, los analistas señalan que las bases con las que atrajo a miles de votantes podrían verse frustradas si no logra los cambios anunciados. Chile está expectante.


Con Reuters, AFP y medios locales

6 visualizaciones0 comentarios