• LaChiva Radio

Iván Duque habría tratado el tema de la reforma tributaria en reunión con Tomás y Jerónimo Uribe



Las críticas al Presidente no han cesado, teniendo en cuenta que son privilegiadas las personas que pueden concertar una reunión con él.


En las últimas horas se ha generado una polémica en torno a la visita de los hijos del expresidente Álvaro Uribe, Tomás y Jerónimo, a la Casa de Nariño, sede de la Presidencia colombiana, en donde tuvieron una reunión privada con el primer mandatario de los colombianos, el presidente Iván Duque Márquez.


Para varios personajes opositores del gobierno de Duque, esta visita no tuvo más intereses que “cuadrar la agenda política y económica del país”, teniendo en cuenta que Tomás Uribe ha sonado fuerte en los últimos meses como un personaje que se podría quedar con la candidatura de la derecha colombiana de cara a las Elecciones Presidenciales de 2022.


“Duque se reúne con Tomás y Jerónimo para discutir la Reforma Tributaria. No con los indígenas, las negritudes, los trabajadores, los jóvenes y las mujeres humildes, no con los colombianos, ¡se reúne con ‘Tom y Jerry’! ¿Ahora sí está claro para quién gobierna?”, escribió en Twitter el representante a la Cámara por el Partido Comunes (antigua guerrilla de las Farc), Sergio Marín.


"Son amigos"


Ahora bien, ante las incesantes críticas de esta reunión, miembros del Gobierno nacional explicaron las verdaderas razones (según la versión del Ejecutivo) de la visita de los herederos de Uribe a la Presidencia.


El primero en salir a hablar fue el director del Departamento Administrativo de la Presidencia (Dapre), Víctor Muñoz, quien detalló que la charla entre Tomás, Jerónimo y Duque no giró alrededor de otra cosa que no fuera la próxima reforma tributaria que el Gobierno tramitará ante el Congreso de la República; misma que, de acuerdo con Muñoz, preocupa a los Uribe en su condición de “empresarios y ciudadanos”.


“Se han sostenido más de 27 reuniones con diferentes gremios y empresarios escuchando las mismas inquietudes sobre temas de exentos, excluidos, gravar la cadena de producción, competitividad, zonas francas, importaciones. Esta no es la primera ni la última reunión que tendremos. La construcción de la reforma, sin petición de nadie, ha tenido el principio de la austeridad”, manifestó el funcionario de la Presidencia en entrevista con La W Radio.


Por su parte, el ministro del Interior, Daniel Palacios, tildó esta situación como una simple reunión “entre amigos”, teniendo en cuenta la cercanía entre Tomás y Uribe con el Presidente, quien llegó a la Casa de Nariño en nombre del Centro Democrático, partido liderado por el padre de los “invitados especiales”.


“A estos temas se les da generalmente una importancia muy grande, era una reunión que estaba programada desde hace más de dos semanas, como ya la habíamos tenido en otras oportunidades. En varias ocasiones hemos tenido diálogo con Tomás, con Jerónimo, con diferentes miembros del partido”, señaló Palacios en conversación con Blu Radio.


Asimismo, el encargado de la cartera política del Gobierno insistió en que “no le vería a eso ninguna trascendencia diferente a que aquí nosotros somos amigos. Yo soy amigo de Tomás y Jerónimo Uribe desde hace mucho tiempo. Me veo con ellos muchas veces”.


Finalmente, Palacios aseguró que, tal y como lo hicieron los Uribe, cualquier ciudadano puede reunirse con el Presidente de la República, pues, según él, no existe ninguna clase de distinción “para reunirse con un presidente o con un ministro” en el país.


Christopher Ramírez • Colombia.com


13 vistas0 comentarios