• LaChiva Radio

Coronel Benjamín Nuñez a La Picota por el asesinato de tres jóvenes en Chochó, Sucre

El juez del caso negó la petición del abogado del militar, quien solicitaba que su cliente fuera recluido en una guarnición militar en Bogotá.


El controvertido coronel en retiro Benjamín Núñez deberá permanecer en la cárcel La Picota (en Bogotá) mientras avanzan las investigaciones por su presunta participación en el asesinato de tres jóvenes en Chochó, Sucre. Así lo determinó un juzgado de control de garantías de Tolú, que declaró improcedente la petición que hizo la defensa del militar de que este fuese trasladado a una base militar en la capital.


Tras la determinación, el togado ordenó que Núñez debía ser remitido de inmediato a un pabellón de reclusión especial en La Picota, ubicada en el sur de Bogotá. Sin embargo, el juez aseguró que si no le encuentran un cupo disponible, el Instituto Penitenciario y Carcelario (Inpec) deberá definir a dónde envían al militar, a quien se vincula de haber ordenado acabar con la vida de los jóvenes identificados como Carlos Alberto Ibáñez, José Carlos Arévalo y Jesús David Díaz.


El jurista que tomó el fallo no tuvo en cuenta que los abogados de Benjamín Núñez pidieron que este permaneciera recluido o, en una guarnición militar o en la sede de la Fiscalía General de la Nación. Los litigantes argumentaban que en la penitenciaría capitalina habían siete policías presuntamente implicados.


“(...) podría conllevar a que la Fiscalía General de la Nación, e incluso los apoderados de las víctimas, argumenten en un futuro que mi mandante señor Núñez Jaramillo está obstruyendo la administración de justicia”, fue la petición de la defensa de Núñez; sin embargo, el recurso fue negado.


En caso de que en La Picota no haya cupo disponible para el coronel retirado, el juez solicitó que se le recluya en una cárcel con condiciones similiares como la de Ibagué. El abogado pedía que a su apoderado se le enviara o a la Escuela de Carabineros de la Policía o a la Escuela de Policía Nacional Miguel Antonio Lleras Pizarro, ambas ubicadas en la capital colombiana.


“Sitio que, de acuerdo a pesquisas realizadas con el Inpec, cumpliría con los niveles de seguridad necesarios, aunado a que también cuenta con un pabellón destacado para funcionarios públicos”, señala el texto del juez sucreño.


Hay que mencionar que a las víctimas, el citado coronel habría ordenado matarlas porque, supuestamente, eran integrantes del clan del Golfo. Luego de que se confirmó que los jóvenes eran civiles, Núñez se escapó a México, sin embargo, allí se entregó a las autoridades y ahora está en Colombia enfrentando esta situación judicial. Hay que anotar que no aceptó cargos pero anunció que está dispuesto a colaborar con la justicia para esclarecer lo sucedido.


En esa audiencia el fiscal también describió varios detalles del macabro crimen en el que, incluso, se sindica a Nuñez de haber accionado el arma que acabó con la vida de los ciudadanos. “Jóvenes que momentos antes de ser subidos a la camioneta estaban con vida; allí también se encontraban, en dicho platón de la camioneta, el teniente coronel Benjamín Núñez y otro funcionario de la Policía Nacional. Servidores todos ustedes de la Policía que en abuso de sus funciones continuaron privando de la libertad a estos tres jóvenes de manera ilegal y sin justificación alguna, que se insiste estos jóvenes subieron con vida ha dicho rodante”, señaló el fiscal, a su vez que se comprometió a preservar la vida del implicado para que diga la verdad.


“Existe la prueba suficiente para demostrar que al coronel Benjamín Núñez se le respetaron todos sus derechos, se le anticipó que podría comunicarse con un abogado, que efectivamente se encontraba a su lado y que además todo lo que dijera podría usar ser usado en su contra, también los derechos que lo cobijan como persona capturada”, dijo la fiscal.



7 visualizaciones0 comentarios