• LaChiva Radio

Cómo hacer unas lentejas con calabacín más ricas que con chorizo

Las lentejas con calabacín son una buena alternativa para todos aquellos que quieren disfrutar de los beneficios de esta legumbre, pero sin necesidad de añadirle la grasa propia del acompañamiento tradicional, que suele ser el chorizo.

Esta receta también es una buena forma de añadir más verduras y hortalizas en la dieta de los más pequeños de la casa sin que estos pongan ninguna pega. Porque son unas lentejas deliciosas. Vamos a ver cómo hacerlas.


Lentejas veganas

Sí, la receta de lentejas con calabacín es totalmente vegana, ya que no lleva ningún ingrediente de procedencia animal. Lo único que vamos a añadir es el calabacín y también unos boniatos.

Te animamos a probarlas. Vas a descubrir una forma de hacer legumbres de manera mucho más ligera y también más sanas, libres de las grasas saturadas que suele tener el chorizo que les añadimos normalmente.

Ingredientes para las lentejas con calabacín

Las proporciones que te damos son para cuatro personas. Tú puedes variarlas en función de las raciones que quieras obtener. Necesitas 300 gramos de lentejas negras (pueden ser pardinas).


También una cebolla, un calabacín, 12 ajos frescos, una zanahoria, un boniato grande, aceite de oliva virgen extra y un poco de sal. Como verás, es una receta que, además de fácil, es muy económica.

Preparación de esta receta

Comienza poniendo a calentar agua en una cazuela con un poco de sal. Añade las lentejas y un chorrito de aceite. Incorpora la zanahoria ya pelada y la cebolla. Tapa y deja cocer durante 45 minutos.

Pasado ese tiempo retira tanto la zanahoria como la cebolla. Por el momento retira las lentejas del fuego y resérvalas, luego volveremos con ellas.


Preparación del boniato


Una peculiaridad de las lentejas con calabacín es que incorporan bolitas de boniato. Para conseguirlas, pela el boniato y utiliza una cucharilla parisien para sacar las bolitas. Si no tienes este instrumento, puedes usar una cucharilla de café.

En una cazuela calienta un poco de agua y coloca encima el accesorio para cocer al vapor. Agrega las bolitas, tapa la cazuela y deja que se hagan durante cinco minutos. Sazónalas al final.


Preparación de las verduras


En el siguiente paso trabajamos con el resto de verduras y hortalizas. Retira la parte inferior y superior de los ajos frescos, quita la primera capa y córtalos en cilindros de más o menos 1 cm de grosor.

Lava el calabacín y córtalo en dados. En una sartén con un poco de aceite dora las verduras. No olvides añadirles un poco de sal. Después incorpora las bolitas de boniato y saltea todas las verduras juntas.


Termina de preparar las lentejas con calabacín


En una legumbrera pon las lentejas junto con su caldo (no olvides calentarlas de nuevo si se han quedado frías) y coloca por encima el salteado de verduras. Ya lo tienes todo listo para llevarlo a la mesa.

El boniato le añade a esta receta un toque ligeramente dulce que hace que comer lentejas se convierta en una experiencia totalmente diferente a lo que es habitual.


Trucos para mejorar las lentejas con calabacín


Si quieres un plato con un sabor más intenso, prueba a cocer las lentejas en un caldo de verduras casero que hayas elaborado previamente. Puedes añadir cualquier verdura que tengas por casa.

En caso de que alguien prefiera las lentejas más espesas, añade un poco más de calabacín y boniato a la receta. Una vez que hayas pasado las verduras por la sartén retira unas pocas, bátelas y añade la mezcla al caldo de las lentejas.


Un plato sano y rico


Las lentejas con calabacín no solo son un plato delicioso, sino que son muy sanas y nutritivas. Es una importante fuente de proteínas y hierro, pero también incorpora muchas vitaminas del grupo B.

Al no tener alimentos de origen animal no tenemos que digerir grasas, haciendo que la digestión sea mucho más ligera. Este plato es perfecto para quienes están en proceso de pérdida de peso.


Acompañar las lentejas


Las lentejas con calabacín son perfectas como plato único, ya que tienen una gran cantidad de nutrientes. No obstante, si eres de los que no pueden comer un solo plato, puedes adaptarlas.

Acompañalas de una deliciosa ensalada que incorpore los vegetales y hortalizas que más te gusten y así tendrás una comida completa y muy sana.



¿Cuántas legumbres hay que tomar a la semana?


Las legumbres le reportan muchas cosas buenas a nuestro organismo. A fin de evitar el estreñimiento y reducir el colesterol deberíamos tomarlas de dos a tres veces por semana, mejor si es en recetas ligeras como esta que acabamos de ver.

Quienes están inmersos en una dieta baja en hidratos de carbono suelen reducir el consumo de legumbres a una vez por semana. En ningún caso estas deben desaparecer totalmente de la dieta.



45 visualizaciones0 comentarios