• LaChiva Radio

183 ANIMALES SILVESTRES VOLVIERON A LA LIBERTAD

  • Área Metropolitana y Corantioquia reportan histórica liberación de fauna silvestre.

  • Las liberaciones se cumplieron en predios ubicados en el Magdalena Medio y el Suroeste antioqueño y en el corregimiento de Santa Elena, oriente de Medellín


Un total de 183 individuos de la fauna silvestre fueron liberados y/o reubicados por parte del Área Metropolitana del Valle de Aburrá y Corantioquia, en predios del Magdalena Medio y el Suroeste antioqueño y en el corregimiento de Santa Elena, Oriente del municipio de Medellín

En predio localizado en el municipio de Titiribí, suroeste del departamento de Antioquia, fueron liberados 50 individuos de la fauna silvestre, entre zarigüeyas, cernícalos y gavilanes,

De igual manera, 92 individuos de la fauna silvestre disfrutan de la libertad en los predios reubicadores La Esperanza y Nuevo Mundo, situados entre los municipios de Puerto Berrío y Yondó, en el Magdalena Medio antioqueño.

Este grupo de individuos liberados estuvo integrado por 60 reptiles, 22 aves y 10 mamíferos, discriminados así: 25 tortugas morrocoy (Chelonoidis carbonarius), 15 tortugas hicoteas (Trachemys callirostris), 5 tortugas caja (Kinosternon leucostomum) y 15 boas (Boa constrictor). Entre las aves hay: 10 guacharacas colombianas (Ortalis columbiana), 7 turpiales montañeros (Icterus chrysater), 4 pisingos (Dendrocygna autumnalis) y un 1 búho de anteojos (Pulsatrix perspicillata). Además, los mamíferos son 10 zarigüeyas (Didelphis marsupialis).

40 individuos en Santa Elena

En el Centro de Conservación La Aguada de Corantioquia, ubicado en el corregimiento de Santa Elena, Oriente del municipio de Medellín, se realizó la liberación de 40 animales.

Este grupo estuvo conformado por aves y mamíferos, así: 15 currucutús (Megascops choliba), 2 pavas maraqueras (Chamaepetes goudotii), 15 zarigüeyas (Didelphis marsupialis), y 1 marmosa (Micoureus demerarae), con 5 crías. Además, en zona ubicada en Santa Elena fue liberado un búho rayado.

Los individuos de la fauna silvestre liberados fueron atendidos y readaptados en el Centro de Atención y Valoración -CAV- del Área Metropolitana del Valle de Aburrá (Barbosa), muchos de ellos víctimas del tráfico ilegal de fauna silvestre y otros en condiciones de vulnerabilidad (rescatados)

Los predios donde fueron liberados estos animales, cuentan con diferentes fuentes hídricas, bosques en buen estado de conservación y muy bien conectados, además de la provisión de alimento adecuado para estas especies.

Historias de recuperación

Andrés Alberto Gómez Higuita, Zootecnista, supervisor del Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre CAV, del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, señaló que tres de las tortugas hicoteas eran individuos infantiles, recuperados mediante una incautación realizada por el Área Metropolitana del Valle de Aburrá con apoyo de la Policía Nacional. Igualmente, entre las boas se encontraban 10 individuos infantiles incautados.

Todas las aves fueron víctimas del tráfico ilegal de fauna silvestre para ser utilizadas como mascotas, con excepción del búho de anteojos, que fue recuperado cuando era infantil y terminó su proceso de crecimiento en el CAV.

Las guacharacas, los turpiales y los pisingos eran tratados ilegalmente como mascotas.

Gómez Higuita manifestó que sobresale la historia de tres pisingos que eran tenidos en cautiverio en una vivienda de Puerto Berrío. Cuando ingresaron al CAV, no eran capaces de sostener el vuelo porque les cortaron las plumas. Gracias a la recuperación de su plumaje y a la destreza alcanzada con los ejercicios de musculación dentro del módulo de vuelo, recuperaron su capacidad de vuelo sostenido que les permite vivir en libertad.

Gómez Higuita agregó que las zarigüeyas que ingresaron jóvenes al CAV, se dio porque sus madres murieron en forma trágica, víctimas de atropellamiento o ataques directos por parte de animales domésticos o personas; terminaron su proceso de crecimiento y readaptación y alcanzaron talla y peso adecuados para vivir de manera independiente.

El área Metropolitana del Valle de Aburrá y CORANTIOQUIA reiteran su llamado a ¡Parar Ya! el tráfico de fauna silvestre, una conducta ilegal que afecta la biodiversidad y pone en riesgo la salud de los ecosistemas.

3 vistas0 comentarios